Quince minutos

Antes de irme a dormir.

Son 12:44 am, y como ya me voy a dormir tarde y tenía ganas de escribir antes de irme a dormir pues aprovecho quince minutos que me quedan antes de irme a acostar a una hora “cerrada” (por alguna extraña razón tengo la costumbre de dormir a horas en punto o a medias horas, es decir, no me puedo ir a acostar a las 11:15. Me espero a la media).

En las lecturas nocturnas la trilogía del milenio me acompañó estos últimos días, pero hoy puedo venir a platicarles que la he terminado. Sí, como tres o cuatro meses después, pero ya los terminé. ¿Qué me gustó de ellos? Primero hay algo importante que resaltar de Larsson: su habilidad para describir, o para que me haga sorprenderme del hecho de escribir historias de más de quinientas páginas y que yo diga “pero si solo pasó éstooo, ¿cómo me le hizo para entretenerme tanto”. Muchos podrían considerarlo como paja, pero nada es de a gratis en una historia, y menos si es de misterio, crimen o policiaca. (Aunque lo de que me explique la cafetera de Salander, y todas las características físicas de su PowerBook si es una jalada. Igual que las compras de Salander en Ikea. Ay, yo quiero ir de compras como ella). En fin.

Me encantó Salander, supongo que es la clase de feministas que me cae bien. Las computadoras, la memoria, su carácter introvertido, cosas que yo no tengo, pero que a ella la hacen todo un personaje.
¿Blomkvist? Por las referencias que sé de Larsson diría que es su personificación en el libro. Me gusta su pasión por su trabajo y como se puede perder cuando está trabajando en una historia. De ésos journalists comprometidos y honestos que te gusta leer.
Con Erika Berger supongo que tendría conversaciones interesantes, algo así como intelectualoides, hablaríamos de libros y revistas, música, mientras tomamos café o algo así. Jajaja.
Y bueno, también odie a personajes, pero ya no les voy a decir spoilers ni nada.
Gracias Larsson por el legado. Seguro serán unos clásicos en unos… ¿cuánto tiempo necesita estar muerto el autor para que trascienda? Yo creo que Larsson ya lo logró. Más allá del hype de los libros se aprecia su buena estructura y contenido. En fin.

Me quedan tres minutos. Aprovecharé para anunciar que el banner que distinguía a este blog vuelve. Sí, no quiero crecer y no quiero que mi blog se vea aburrido. Ese banner me representa y me recuerda muchas cosas, como la buena vibra de las personas y ¡Los pingüinos!  Jajaja.

Ya pues, ya me voy a dormir que ya es hora en punto.

Anuncio que el próximo post será más literario.🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: