Laura no está

Y no, no lo escribió Petrarca.

Últimamente he explorado terrenos desconocidos para mi en el ámbito literario. ¿Por qué? En el taller “Laguna de cronopios” (al que todos están invitados los miércoles de 1 a 3 pm en la biblioteca de la escuela) estamos leyendo poesía. Debo agregar que yo me declaraba no tan fan de la misma, la razón principalmente es que era algo que me parecía muy estructurado y al que se le pueden interpretar (o no) muchas cosas. Además es distinto leer para ti lo que otros escriben, o leer en voz alta para alguien más, reconocer ese matiz e intención, ya que muchas veces uno se va con la finta de que son lecturas pequeñas que lees de corridito. Pero no.
Luego es rico decir “órale que padre” al leer y que en efecto te diga algo, o al menos no te aburra y te guste.

Empezamos con sonetos, lo que me recordó a mi secundaria donde vimos este tipo de estructura, ¿se acuerdan? ¿cuatro cuatro tres tres, todos los versos endecasílabos?
Me acuerdo que cuando desmenuzamos a Sor Juana y su Este que ves engaño colorido…
“¡Todos tienen once sílabas profe! ¡Y rima!”
Pero más allá de darnos cuenta de ello, ¿de qué hablaba Sor Juana?
A mis trece/catorce años la interpretación que le dí fue  sobre la belleza y lo efímero de la misma.
Ahora que buscaba un link para incluir el soneto en éste post algunos comentan que “no te fíes de lo que percibes, la realidad puede ser otra”, o “habla de un retrato que le hicieron a Sor juana, donde la poetisa demerita el hecho de utilizar los colores para ocultar el paso del tiempo sobre su fisonomía que, en el cuadro, por supuesto, no se ve reflejado de ninguna manera”.
Aunque opiniones diferentes creo que todas van por el mismo camino.

Volviendo a Petrarca (Italia 1304-1374), me llamaron la atención sus sonetos a Laura, y como existen distintas versiones/traducciones del mismo que aunque tengan la misma idea no suenan igual. Encontré las versiones en italiano pero no me ayudó de mucho ya que pues yo solo sé decir bongiorno. Pero entre las curiosidades sobre la poesía a Laura saltaron las composiciones que Liszt realizó inspirados en los mismos y que a continuación les transcribo el que más me gustó:

SONETO 104

Pace non trovo, e non ho da far guerra;
E temo e spero, ed ardo e son un ghiaccio;
E volo sopra ´l cielo e giaccio in terra;
E nullo stringo, e tutto il mondo abbraccio;

Tal m´ha in prigion, che non m´apre, ne serra;
Ne per suo mi riten, ne scoglie il laccio;
E non m´ancide Amor, e non mi sferra;
Ne mi vuol vivo, ne mi trae d´impaccio.

Veggio senz´occhi, e non ho lingue e grido;
E bramo di perir, e cheggio aita;
Ed ho in odio me stesso, ed amo altrui;

Pascomi di dolor, piangendo rido;
Equalmente mi spiace morte e vita,
In questo stato son, Donna, per vui.

No tengo paz ni puedo hacer la guerra;
temo y espero, y del ardor al hielo paso,
y vuelo para el cielo, bajo a la tierra,
nada aprieto, y a todo el mundo abrazo.

Prisión que no se cierra ni des-cierra,
No me detiene ni suelta el duro lazo;
entre libre y sumisa el alma errante,
no es vivo ni muerto el cuerpo lacio.

Veo sin ojos, grito en vano;
sueño morir y ayuda imploro;
a mí me odio y a otros después amo.

Me alimenta el dolor y llorando reí;
La muerte y la vida al fin deploro:
En este estado estoy, mujer, por tí.

Aquí la composición de Liszt.

Me quedo con la bipolaridad y el sube y baja del soneto 104. Qué bonito, ¿no?

Y ustedes, ¿sonetos que recuerden? ¿poesía que compartan?😀

Y recuerden:

la realidad es que

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: