Un mes

Sin escribir por aquí.

Puedo justificarme argumentando que escribí en la musa de la música o actualicé el tumblr. Pero bueno, además de que un blog se alimenta de los comentarios evidentemente debe haber contenido ¿no?

Y esque pasé por ésa crisis de ¿falta de inspiración? no sé, de apatía, de que nada de lo que escribía me gustaba (ello nos pasa a todos), ¡y éso que ni siquiera eran textos “serios”!, simples posts, los encontraba carentes de ése algo.

Lo que sí es que me la he pasado leyendo otras cosas, letras y palabras de personas que existen por ahí en el mundo y que arrojan sus mensajes al internets; que bonito es leer la cotidianidad de otras personas, aunque ciertamente se requiere de talento, o más que nada, de sinceridad y sencillez, que es ése algo que le da vitalidad y verosimilitud a los textos (los términos no me asustan, Arreola dixit).

En papel he seguido disfrutando de la trilogía del milenio, que por cierto, alguien que esté leyendo o haya leído los libros en español que pueda decirme si la revista de la que Blomkvist es editor, Millenium, ¿la tradujeron como “Milenio”? ¿o sí la dejaron como “Millenium”?
Ello es para corroborar que el nombre que se le da a la trilogía viene precisamente de ahí, de la revista para la que colabora el protagonista, y que no tiene nada que ver con una fecha o mil años en particular o como los libros de la década (los dosmiles).
En fin, como les comentaba, ya voy en el dos y me encanta la sencillez y cabronés de  Salander.

Puede contener spoilers, todavía no sé porque no he terminado de redactar, pero si ya disfrutó el libro o vió la película puede continuar.
Vimos la primera película y considero que si estaría pesadita si no se tiene referente alguno a la misma.
Fuera de ello y entrando en materia de la trama, sentimos esa sensación de que pusieron a Blomkvist como un tonto y la que hace todo y ponen como súper mujer es a Salander, bueno a excepción de esas escenas pinches en las que la molestan, pero aparte de ello, se preocupan más en dejar cabos sueltos para poder continuar con la secuela, involucrando así escenas del segundo libro en el que se profundizará más todavía en la historia de Salander, porque si algo nos queda claro, es que de ella casi no sabemos nada, y éso seguro le tendría contenta.

También escribí este ensayo/comentario del que todavía no estoy muy convencida; leí “Ética para Amador” para una clase y tenía que elaborarlo; yo inmediatamente me puse a relacionarlo con episodios de los Simpson o con cosas de mi vida diaria. Debo corregirlo antes de subirlo, ya será por la noche quizá.

Y ésas son mis cotidianidades. Escribir sobre música, escucharla, bailarla (o brincarla, con éso de que regresaron nuestras andadas por el Santiguo). Ir de allá para acá, hasta donde se puede y con permiso más reducido que el de la Cenicienta.
Quién imaginaría que un día iban a estar así de feas las cosas. El mundo se cae a pedazos.

Pero bueno sí, sonrían y disfruten de su cotidianidad, me voy pero regreso pronto🙂

Marilyn

Se me antojó un cigarro como el de Marilyn, pero recordé que no fumo. Ja.

2 Responses to Un mes

  1. mib says:

    Se llama Millenium, pero si pusieron mucha de la publicidad apostándole a eso de la trilogia del Milenio, pero si dejaron el nombre tal cual, por lo menos en la versión que tenía😀 que no he leído…. rawr

  2. mib says:

    tambien a mi se me antojo el cigarrito, aunque no se ve mucho humo no? será fake? mi niño fumador interno dice, quiero más.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: