"El gel de baño" de Aldo Nove

A continuación publicó una de las historias del libro que les platiqué post anteriores.

El libro es “Superwoobinda” de Aldo Nove.
Difícil de conseguir, pues creo ya no lo editan :S

Les hablaré de Aldo Nove (no tanto, para que no se aburran) para que conozcamos al autor y tengamos una idea masomenos de quién es y comentar sobre sus textos.

(20 minutos de búsqueda)

Aquí su foto:

aldonove

Pues así que digan ¡uy cuantos resultados arroja google! No. Y la mayoría (hasta wikipedia) está en Italiano, y como no soy tan buena en ello, pues empleando el traductor de google pude rescatar (de su página web) algo de información sobre él. (Tiene twitter, pero sólo posteo un twitt).

“Nacido en Viggiù, aunque en la actualidad reside en Milán, licenciado en filosofía, redactor de la revista Poesía y poeta a su vez, este joven escritor italiano, de treinta años, causó conmoción en Italia hace dos años (1996) con la publicación de Woobinda, una colección de cuentos cortos, brevísimos, cómicos y trágicos, románticos y sanguinarios, en la mejor línea del pulp.

Ahora en Superwoobinda, donde además de recoger esos cuarenta relatos iniciales incluye otros doce inéditos, nos descubre unos personajes desquiciados en un mundo donde lo cotidiano es una mezcla de televisión, de productos de supermercado, de teléfonos móviles, de neveras y de yogur: relatos sin moral y sin memoria, donde tanto da exagerar, porque, en el fondo, la realidad de todos los días supera cualquier exageración.”

Éso viene en una hojita del libro🙂

En su página:

“Aldo Nove’s writing is a mirror on modernity,  through an irreverent and anti-conventional language that brings to light forgotten things and deleted inexorable time, the essence of the ephemeral. Prose into poetry, in the exchange of words which becomes significant and takes on different but still comparable to a multiple extreme, expressed with the help of computer technology, the TV trash or was even in the words of a child who turns to the adult world waiting for answers plausible significant. Writing that assumes the appearance of a phenomenon of language researchand performative art, progressive literature.”

Lo iba a traducir al español, pero yo digo que si le entienden. ¿Verdad? Entonces ya nos damos una idea masomenos de quién estamos hablando.

El Sr. Nove ha publicado quince títulos que supongo, está en italiano conseguirlos.

Por cierto, Aldo Nove (aldo9) es su seudónimo, su nombre real es Antonello Satta Centanin.

Y después de platicarles, les publico el cuento “El gel de baño”, uno de los 52 relatos que aparecen en superwoobinda.

Maté a mis padres porque usaban un gel de baño ridículo, Pure & Vegetal.
Mi madre decía que ese gel hidrata la pie, pero yo uso Vidal y quiero que en mi casa todos usen Vidal.
Recuerdo que desde pequeño me encantaba la publicidad del gel de baño Vidal.
Estaba en la cama y veía correr aquel caballo.
Aquel caballo era la libertad.
Yo quería que todo el mundo fuera libre.
Yo quería que todo el mundo comprara Vidal.

Pero un día mi padre dijo que en el supermercado Esselunga había promoción lleve tres pague dos y que debíamos aprovecharla. No pensé que incluyera el del de baño.
Mi familia nunca me comprendió.

Desde entonces me compraba el gel de baño Vidal por mi cuenta, sin importarme que en casa hubiera tres frascos de Pure & Vegetal sin empezar.
Cuando entraba en el baño y veía apoyada en el bidé una de esas horribles botellas de plástico me daba tanta rabia que debía expresarla de alguna manera, así que me negaba a cenar con ellos.

No todo puede ser comunicado.
Imaginaos que atacan vuestros ideales. Y, encima, por ahorrar un poco de dinero. Me quedaba en silencio.
Comía en mi habitación, patatas fritas y galletas Molino Blanco. Hasta había perdido las ganas de ver a mis amigos; cuando llamaban por teléfono hacía decir que había salido.

Cada día que pasaba me daba más cuenta de lo fea que era mi madre.
Si mi madre se hubiera metido en política nunca hubiese podido ser candidata a nada, con esas venas varicosas y los dedos amarilleados por el tabaco.
Mi madre me daba asco y me preguntaba cómo era posible que, de niño, la hubiera querido.
También mi padre envejecía día a día.
No cabía duda: había llegado el momento de cargármelos.

Una noche salí de mi habitación y les dije que había decidido deshacerme de ellos.
Me miraron con sus ojos de viejos, y tal vez sorprendidos de que les dirigiese la palabra, me preguntaron por qué.
Les dije que, como mínimo, deberían cambiar de gel de baño.
Se rieron.

Así que subí a mi habitación y cogí la lata de tomates pelados que había escondido debajo de la cama para tomar como cena.
Volví a la cocina y cerré la puerta con llave.

Le dije a mi madre, a gritos, que era un asco de persona y que en lugar de concebirme lo que debería haber hecho era extirparse el útero.
Mi padre se levantó de un salto como para darme un bofetón, pero yo le coloqué tal patada en los testículos que cayó al suelo con la respiración cortada.

Mi madre se abalanzó sobre él, llorando y gritando palabras inconexas que la volvían todavía más vieja y ridícula.
Le hundí en el cuello el filo de la lata abierta; salían litros de sangre mientras ella se desgañitaba como un cerdo.
después me cargué a mi padre con el cuchillo de los congelados.

La verdad es que daba bastante asco verlos morir vomitando sangre.

Las baldosas estaban completamente cubiertas de sangre, que aún seguía manando de sus cuerpos, mientras ellos cambiaban de color.

Subí otra vez y cogí los dos frascos (el otro ya lo habían acabado) del gel de baño de los cojones.
Los llevé a la cocina y los apoyé sobre la mesa; con el martillo para carne romí el cráneo de mi madre.
El cerebro se precipitaba afuera, viscoso, con trocitos de piel y de pelos que saltaban como si fueran cinta adhesiva.

La cabeza de mi padre me pareció más blanda, o tal vez simplemente el golpe fue más certero.

Puse los cerebros en el fregadero y terminé de limpiar el interior de sus cabezas con un papel de cocina Scottex.
Después les eché dentro el Pure & Vegetal; debían comprender que t

superwoobinda

¿Qué tal eh?

Varios cuentos terminan a mitad de una palabra, cuando es necesario que acaben.

Inmediatamente inicia otro, como si cambiáramos de canal.

Como mencioné arriba el término pulp: violencia, sexo, televisión, sangre y demás cosas feas.

Buenísimo.

3 Responses to "El gel de baño" de Aldo Nove

  1. deus says:

    Yo digo que terminara así fué un error de edición🙂 hahaha me gustó el cuento, porque la sangre salia a litros y malditos cerebros siempre son re-pegajosos cuando los sacas del craneo.

  2. maiitee says:

    andaa weyy… x eso soñee qe mi mama me cortabaa la cabeza!!! fue al reves, en lugar de cortarsela yo a ella, ella me la cortó a mi!! obviously!!!

    y sii… a mi si m gustaron los cuentillos…. ya leíste el del yogur?? (obvio nooo), que tal el del gato “Amor” o el del vibrabol (se escribe asii)… en finn

    ns vms el lunes!! biieeee*🙂

  3. Alvaro says:

    Hace unos años leí todo el libro y me pareció muy bueno, cometí el error de regalarlo y luego no lo volví a encontrar, pero la gran mayoría de los cuentos son magistrales.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: