Sin ello

Sr., se acabaron los corazones, ¿qué hacemos?
– ¿Ya urge el pedido?
– Si, desde hace dos días.
– Pues así mándalo, entre los demás que si traen. Quealcabo no los van a revisar tan minuciosamente, igual pasa el control de calidad.
– Pero señor, es el corazón.
– Ay que importa, ¿cerebro si trae verdad? ahí está, así mándalo.
– Ok.
– ¿Cómo se llama?
– Ray, Raymundo.
– Ok, identíficalo nadamás, para futuras referencias.
– Sí señor.

Y así partió el camión con 100 personas, una de ellas sin algo al parecer no importante, de todos modos funcionaba muy bien, o no habría quejas de ello, hasta dentro de algunos meses…

5 Responses to Sin ello

  1. samy says:

    aahh esque va a continuar, edgar😉

  2. mibito says:

    pobre de él, no saber lo que es tener un corazón, loo pq hay tantos hombres de hojalata buscando al oscar zoroaster,

  3. dmind says:

    😮 ya me entró la intriga =0

  4. Manuelinux says:

    Ese estaria perfecto para la princesa del cuento que me gusta tanto, aquella que dice al final:
    “De hoy en adelante que todos los que vengan a palacio no tengan corazon”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: