Programador de sueños

Eso es lo que soy, un ser humano más, con un trabajo diferente quizá, pero al fin y alcabo lo tengo que hacer para poder comer.
¿De que se trata? Soy el que está detrás de las imágenes que proyectas cuando duermes.
Las personas al dormir generan mucha información sobre lo que viven diariamente. Se conectan a una red inalámbrica no perceptible, por la cual fluye toda esa información y llega hasta nuestra base de datos, donde se almacena y se procesa para que después llegue a mí y a mis otros compañeros de trabajo, quienes nos encargamos de analizar y programar los sueños al dormir. Básicamente a si funciona.Sobre mi, pues no soy alguien especial. Mi nombre es Edgar, vivo solo en un departamento en la sexta ciudad delta, ya ven lo de las nuevas organizaciones, las naciones encontraron una manera de unirse y nombrar griegonuméricamente a las ciudades, pero en fin, como les platicaba, vivo de día y trabajo de noche.Quiero compartir con ustedes mi historia y las historias que creo diariamente.
Se nos asignan ciudades griegonuméricas, así como en la que vivo yo, a cada uno de los programadores, yo estoy encargado de la beta treinta y tres. Conozco a todas las personas que habitan ahí, bueno, lo que actuan y piensan, eso es suficiente para realizar mi labor.
Tal vez crean que tengo una súper responsabilidad en mis manos, pero pues todo es responsabilidad, sea lo que sea, y lo que yo hago no existiría si las personas no tuvieran experiencias diariamente y no almacenaran información.
¿Dónde queda la privacidad? Las personas están concientes de la situación, pues recuerden que ellos envían los datos. No manipulamos mentes, como les digo, es solo un trabajo más que alguién tiene que hacer.Todo iba bien, hasta que los sentimientos se vieron implicados. Sí, su amigo programador se enamoró.
Obviamente, una de las reglas del código de conducta es solo hacer tu trabajo, no mezclarte con alguna persona de la ciudad que está a tu cargo.
No sé porque contratan humanos para cumplir con estas tareas. Pero el caso es que estoy aquí. ¿Y quién es ella? Joven, estaba por decidir que estudiar, varias veces le proyecté sueños siendo Investigadora, Periodista, Diseñadora de planes para organismos importantes, le llamaban muchas cosas la atención a esa mujer. Enviaba poco o nada información sobre hombres que le interesaran, así que más me ilusioné.
Una noche hice algo que se supone que no está permitido, eso de romper las reglas nunca cambia, ni en éstos tiempos, por mucho que nos quisieron enseñar que sigamos un orden establecido, nos encanta pasarlo, y sobre todo cuando crees que vale la pena, lo disfrutas. Así fué como me presenté en sus sueños. Y no me arrepentí, pues para mi sorpresa, recibí una respuesta. Ella me traía en su mente. Imagínenme, yo me sentía de lo mejor. Terminaba mi trabajo antes para dedicarme a los sueños de ella. No se preocupen, no estaba loco u obsesionado o algo así, simplemente, ustedes lo han sentido, es algo que se mete en tí y que abarca toda tu atención, cosas raras de nuestra naturaleza.

Y así seguimos conociéndonos: ahora sabía que le encantaba el café, escuchar libros, la comida lo más natural posible, el calor, pues en éstos días hace mucho frío. Me cuesta creer que alguna vez pensaron que se iba a calentar el planeta.
A mi me gustaba contarle historias que escribía, alguna vez quise hacer cine, y todas mis ideas se las mostraba. Prácticamente, viviamos en sueños.
Y después me dí cuenta de ello: que estaba viviendo un sueño, o involucrándome en los de otra persona. ¿Qué pasaba con los míos? Los programadores sabemos como hacer los nuestros, pero yo a ella realmente la quería. Así como la palabra: Real.
¿Por que seguir soñando cuando podemos estar realmente juntos?
Estaba decidido, iría a buscarla.
Hicimos los planes. Aquél día estaba nervioso, ansioso, con miedo, impaciente y muchos otros sentimientos mezclados.
Quedamos de vernos en la plaza central de beta treinta y tres. Junto a la figura de metal de unos niños corriendo, en la cual había una inscripción en la parte inferior que decía: “sigue tus sueños”.
“y aquí estoy”-pensé

Ahí estaba esperando. Por un momento pasaron muchas situaciones por mi cabeza, entre ellas la posibilidad de que ella no viniera a mi encuentro.
Pero no, caminaba en mi dirección, sonreía, aquél instante fué mejor que muchos sueños. Y lo dice alguien quien los hace.
Platicamos toda la tarde, reímos, tomamos café, paseamos, y al final del día me presentó a su novia.

Final alternativo:
Ahí estaba esperando. Por un momento pasaron muchas situaciones por mi cabeza, recordé todas las imágenes que cree para ella, todo lo que yo quería vivir, y compartirlo a su lado.
Y seguí esperando, le dí varias vueltas a la plaza, me senté, volví a caminar, y ella nunca apareció.
Regresé a delta seis, a mi departamento. Aquella noche me dormí escuchando un libro, no fuí a trabajar, y beta treinta y tres no tuvo sueños, se despertaron con la sensación de no recordar lo que soñaron.La noche siguiente fuí a ordenar el trabajo que no había hecho, y seguí cumpliendo como de costumbre, programaba imágenes diarias para ella, como para cualquier persona. Me di cuenta de que no podía estar a fuerza en la vida de alguien, ni siquiera en sus sueños, si ella así lo decidía.
Me queda la sensación de saber que tengo mis propias convicciones, aspiraciones y decisiones…sueños.Y ahora me tienen aquí, escribiendo mi historia, y programando sueños que ésta noche podrás ver al dormir. Porque tu así lo decidiste, yo solo ayudo a que la magia suceda.
Preocúpate por tus sueños, deseos, y todo lo que tú quieres, al final todo sucede. Todo está en las personas, y si no formas parte del sueño de otro, no quieras estar dentro a fuerza, las situaciones se dan. Ahora que si te dan oportunidad de entrar, nunca te olvides de tí, las cosas son mejores cuando se complementan.

4 Responses to Programador de sueños

  1. webo says:

    ¿quién dice que el amor no es una obsesión? Los dos finales están muy tristes. No entiendo como sigues sin creer en la suerte, las cosas no las haces ni suceden, simplemente no son. Espero que para ti si sean, pero que al final, no sientas que te conformaste. Gracias por tus comments shick.

  2. Edgar Israel says:

    Por si las moscas yo dejo mi Firewall en modo paranoíco.
    no se me vaya a colar algun craker, me gusta soñar bonito, jajaja

    te quedó bien!!

  3. Tutts says:

    bueno…
    triste…
    real…
    Besos

  4. Oliver says:

    Prefiero el final 1, podríais haber acabado haciendo un trio. ¿No se te ocurrió?
    Por lo demás, una bonita historia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: